Política de Reservas

DECRETO 193/1994, de 20 de septiembre, de la
Diputación General de Aragón, sobre régimen de
precios, reservas y servicios complementarios en
establecimientos de alojamiento turístico.

Paga y señal por clientes individuales.
Los titulares de los establecimientos de alojamiento turístico pueden exigir en concepto de señal a los clientes que efectúen una reserva, un adelanto de parte del precio, que se entenderá a cuenta del importe resultante de los servicios prestados.

El adelanto del precio a que se refiere el párrafo anterior será, a falta de acuerdo en contrario, como máximo y por cada unidad de alojamiento el 40 por 100 del precio total de la estancia.
La anulación de la reserva dentro de los cinco días anteriores a la fecha fijada para la ocupación de la habitación, excepto en los supuestos de fuerza mayor, podrá ocasionar la pérdida de la cantidad entregada a cuenta, que quedará a disposición del
establecimiento hotelero, que en caso contrario, la devolverá.

 

Renuncia de la estancia.
Cuando el cliente de un establecimiento hotelero abandone la habitación antes de la fecha hasta la cual tenía reserva, el titular del establecimiento hotelero podrá exigir como máximo, el equivalente al 25 por 100 del precio total de los servicios de
alojamiento que quedan por utilizar, lo que tendrá que constar expresamente en la notificación.

Mantenimiento de la reserva.
Cuando el establecimiento hotelero haya confirmado la reserva, estará obligado a mantenerla hasta las 18 horas del día señalado, salvo pacto en contra.

Precio de la unidad de alojamiento.
El precio de las habitaciones se contará por dias o jornadas. La jornada de Hospedaje comenzará a las 15 horas y terminará a las 12 horas. El cliente que no abandone a dicha hora la unidad de alojamiento que ocupa, se entenderá que alarga su estancia al menos un día más.